Saltar al contenido
Vivir del dinero

Cortos y largos

cortos y largos

Cortos y largos son dos expresiones muy utilizadas en bolsa y que despistan mucho a los más nuevos.

En este artículo voy a dejarte claro que son las posiciones cortas, las largas y todo lo que necesitas saber al respecto.

¡Sigue leyendo!

¿Qué es ir corto?

Ir corto no tiene nada que ver con el plazo al que invertimos. O sea que no es invertir a corto plazo.

Cuando uno se pone corto es porque cree que un determinado activo (acción, índice, etc.) va a caer, es decir, va a bajar de precio.

En otras palabras, pretende ganar dinero con algo cuyo precio va a bajar. Luego te explico cómo.

¿Qué es ir largo?

Ir largo es justamente lo contrario de ir corto. En otras palabras, es inclinarse a que el activo va a subir.

Abrir posiciones largas es lo habitual por lo cual no se suele especificar.

¿Cómo se puede ganar dinero con algo cuyo precio baja?

Para ir en corto o abrir posiciones cortas (es lo mismo) lo primero que necesitamos es un broker y un producto que lo permita.

Se puede ir corto:
– Vendiendo acciones que no se tienen.
– Vendiendo futuros
– Comprando opciones PUT.
– Vendiendo opciones CALL.
– Comprar ETFs «invertidos», es decir, que ganan o pierden de manera inversa a como lo hace el activo.

La operativa en corto con acciones consiste en pedir prestadas unas acciones para venderlas al precio en que coticen en ese momento.

Como las acciones no son tuyas concurre una obligación de devolverlas más adelante. Dado que las has vendido tendrás que adquirirlas en una compra futura.

Tú vas corto porque tu expectativa es recomprarlas más baratas. Si las acciones bajan tú ganarás dinero, pues cuando las compres valdrán menos de lo que a ti te pagaron.

Si tu pronóstico falla y suben perderás dinero.

Un producto que permite este tipo de operativa con acciones son los CFDs.

¿Es conveniente abrir posiciones cortas?

Si es conveniente o no es algo muy personal. Son varias las razones por las que a mí no me gustan:

  1. Se realizan con productos apalancados, lo que implica que se especula con más dinero del que se pone encima de la mesa. ¡Así que ten cuidad! En caso de que la cosa vaya mal se puede perder mucho dinero.
  2. Los movimientos en corto suelen ser muy bruscos. Esto en términos especulativos sería positivo, pues la ganancia, en caso de darse, sería más rápida.
  3. La ganancia en el caso de abrir cortos es máximo del 100% (más lo que corresponda por el apalancamiento, claro está). Un activo no puede caer más de lo que vale. Sin embargo el potencial de subida es infinito.

¿Por qué se les llama cortos y largos?

Pues sinceramente no lo sé, pero la lógica me lleva a pensar que por lo mencionado respecto al recorrido que tiene el precio.

Desde una cotización determinada el precio puede recorrer como mucho un 100%, por eso es corto.

Sin embargo en lo que a la subida se refiere en principio no hay límite, por eso es largo.

Fíjate no obstante que el activo valga lo que valga siempre tiene un 100% de recorrido. Tendrá un potencial de caída del 100% cuando valga 5, 4, 3… Lo que sea.

Por mucho que baje un activo no desaparece el potencial de pérdida

Teminología: Cortos y largos, comprar y vender, abrir y cerrar

En ocasiones leerás a inversores que abre posiciones bajistas decir «he vendido…». La maniobra es correcta en esencia, pero se presta a confusión, ya que has podido vender una posición que tenías abierta.

Por si fuera poco claro de por sí extiéndelo a cada producto de los anteriormente citados. Por ejemplo puedes ir corto con opciones comprando PUTs.

En fin, un follón. Lo correcto es decir abrir posición y cerrar posición, ya sea corta o larga. Así no hay dudas.

Todo esto es materia para otro artículo. Lo importante por el momento es que sepas que ni los CFDs ni los market maker te convienen.