Saltar al contenido
Vivir del dinero

La fiscalidad de los dividendos

fiscalidad dividendos

Si tienes en tu cartera empresas que paguen dividendos este artículo sobre la fiscalidad de los dividendos te interesa. Si además son empresas extranjeras el artículo es vital.

Es decir si te estás preguntando:

¿Los dividendos tributan?

Sí, los dividendos tienen que pagar impuestos.

Te cuento todo sobre la fiscalidad y los convenios de doble imposición de los dividendos de empresas extranjeras.

Tributación de los dividendos

La fiscalidad es el conjunto de disposiciones relativas a los impuestos. Si hablamos de la fiscalidad de los dividendos estamos hablando de los tributos que corresponde pagar por ellos.

Obviamente la fiscalidad no es igual en todos los países. Además es susceptible de cambiar con el tiempo.

En este sentido en cuanto a la inversión en acciones que paguen dividendos nos encontramos con los siguientes supuestos:

  • Acciones españolas
  • Acciones extranjeras
    • Países con convenios de doble imposición
    • Países sin convenios de doble imposición

Para evitar malos entendidos matizo que el artículo lo redacto desde la perspectiva de un inversor que tenga que tributar en España.

Tributación dividendos 2021 España

En España los dividendos tienen la consideración de rendimientos del capital mobiliario.

Esto a lo mejor te suena un poco demasiado técnico, pero en verdad es una chorrada. Te lo explico:

¿Una casa puedes moverla? No por eso es un inmueble.

¿Y unas acciones? ¿Las puedes desplazar o mover? Sí, por eso son capital mobiliario.

En cuanto a la hora de hacer la declaración tienes que incluir tus dividendos en la base imponible de tu ahorro.

Esto de la base imponible que también suena un poco a chino no es otra cosa que la cantidad de dinero sobre la que vamos a tributar.

La base imponible por la que tributan los dividendos se establece en tres tramos (datos de 2020):

  • Hasta 6000 € al 19%
  • Entre 6000,01 € y 50000 € al 21%
  • Por encima de 50000,01 € al 23%

Tributación dividendos acciones extranjeras

Países con convenios de doble imposición

Cuando cobramos acciones de un país extranjero éste nos impone una retención.

Lo malo es que ahí no acaba la cosa. Después nos toca pasar por caja en España (19%, 21% ó 23% según comentaba anteriormente).

Y por último nos toca recuperar lo que nos retuvieron fuera.

Podemos recuperar hasta el 15% de la retención que nos hagan de los dividendos fuera de España

Vamos a verlo más claramente con el caso más típico: el de Estados Unidos.

Si no hiciésemos nada Estados Unidos nos aplicaría una retención del 30%.

Para evitar tal retención hemos de informar a los USA de nuestra condición de no residente fiscal en su país. Esto lo hacemos cumplimentando el formulario W-8BEN.

A partir de entonces la retención que nos apliquen será del 15%, porcentaje que coincide con el máximo que podemos recuperar.

¿Cómo se calcula?

Imagina que un año has ingresado $100 en dividendos.

Automáticamente el broker te retendrá el 15%, o sea, $15. Luego te quedan $85.

Imaginamos un cambio $1 = 1 € para facilitar las cuentas.

De esos $85 tendrás que pagar un 19% (21% ó 23% según tu caché 😜 ), es decir, $16,15 que en nuestro caso equivalen a 16,15 €.

El siguiente paso es solicitar ese importe retenido en origen. Cómo te decía en el caso de Estados Unidos el máximo coincide con el total, 15%, así que recuperamos los $15 retenidos por los yankees.

Esta solicitud de devolución se hace en la misma declaración de la renta.

El procedimiento es idéntico con el resto de países. Recuperaremos todo lo retenido o sólo una parte dependiendo del porcentaje que apliquen.

Estos son los países más habituales con convenio de doble imposición:

  • Reino Unido – 0%
  • Francia – 12,8% (antes era del 30%, que lamentablemente es la que siguen cargando los broker por no haber actualizado sus prácticas en la línea de los EEUU con el W-8BEN)
  • Holanda – 15%
  • Alemania – 26,375%
  • Suiza – 35%

Como podrás observar la retención en origen de algunos países excede el 15%. En esos no recuperarás la totalidad.

El caso de Suiza es para darles de comer aparte, pues por lo que he leído por ahí no sólo es un procedimiento complejos sino que además no sirve para nada.

Países sin convenios de doble imposición

Cuando la retención se produce en países sin convenio de doble imposición, la ley establece con carácter genérico que se podrá recuperar la menor de las cantidades retenidas,

Esto quiere decir que todo lo que se pase del 19% (21% ó 23% en su caso) no sería recuperable.

Tributación, dividendos, acciones, países… ¿Invertir o no invertir?

El tema de la tributación es importante tanto por lo que afecta a la rentabilidad como por el rollo del papeleo que nos pueda tocar hacer.

Llegados a este punto considero que hay que valorar muy mucho si invertir, por ejemplo, en una empresa alemana que paga un buen dividendo.

Considera si vas a ser lo suficientemente hábil (o afortunado) para dar con un valor maravilloso tan rentable en dividendo y revalorización como para justificar las retenciones y papeleos.

¡Será que no hay acciones para invertir sin complicarse!

Por lo que a mí respecta no me complicaría mucho más que invertir en mi país (que no lo hago), en Estados Unidos (mi favorito por rentabilidad y la facilidad en los trámites), o en otros con convenios de doble imposición en los que se recupere el 100%.

La excepción a todo esto sería la de invertir en valores que no repartan dividendo.

Espero que con este artículo haya quedado claro cómo te afecta el tema de la fiscalidad de dividendos en países extranjeros.


5/5 - (23 votos)